martes, 2 de marzo de 2010

Green apples.

I'll ask me why not.
Hoy fue un gran día para el amor. ¿Qué estoy diciendo?
Retomé el contacto con mi amiga, que separadas por el asignamiento de salón pasado, dejamos de hablar. Sin embargo aún la considero mi amiga, y me alegra saber que ella también.
En una de nuestras conversaciones a la espera del toque del timbre, recordé lo madura que era, siempre me gustó hablar con ella, pues siempre aprendía algo. La considero como mi hermana mayor, a partir de sus experiencias, aprendo.
Hablamos de nuestros estudios, como ya tiene su plan de vida, o un borrador de ello. Repitió lo que una vez mi papá me dijo: "Si me dan oportunidades, hay que saber aprovecharlas en su momento"; lo que me hizo determinar que debería empezar a seguir los consejos de mi papá.
Tocamos el tema del amor, 9¿nueve meses ya son. Increíble como pasa el tiempo. Como han podido conservar ese lazo entre los dos a pesar de terceros a quienes nunca les falta la envidia sobrada. Como juntos han convivido y pasado muchos momentos juntos.
Y como lo imaginé, un par de consejos no faltaron en nuestra charla:
"En la relación debe haber apoyo mutuo. Así el lo siente, sabe que puede hacer las cosas y confía en sí mismo"
"Lo que hace ella esta mal, la confianza es escencial. Significa que tu realmente lo amas y crees en su amor, no esta bien desconfiar, porque lo único que harás es aburrirlo y alejarlo"
Pues, estos nueve meses no han quedado las cosas en el aire, sé que ella ha aprendido muchas cosas, él también. Juntos han madurado. Juntos, los dos.
Gracias Brenda, sabes que siempre serás mi amiga, gracias por todo lo que aprendo de ti, y lo que me enseñas. Gracias por ser simplemente tú.
Hoy la inspiración me viene de otros.
¿Yo? Bien, gracias.

1 comentario:

  1. Me encanta toda la entrada :) Bonito blog, te sigo
    Un beso :)

    ResponderEliminar